Fueron 25 largos años, con sus 365 días cada uno (366 en años bisiestos) y por fin una de las mayores atrocidades de esta villa (que no la única) ya es casi pasado. El famoso ‘Esqueleto’ ha dado con sus huesos en el suelo. Y lo ha hecho de forma ordenada y sin un accidente que se podría haber atisbado en el horizonte de no haber actuado como se ha hecho.

Lo extraño de este caso es que hoy nuestro alcalde quiere llevarse el mérito de un hecho histórico ursurpando el papel de otras formaciones políticas. Y a eso, en mi pueblo, que es el suyo, se llama tener la cara dura. Porque no solo es que en 2015 el PSOE mintiera a sabiendas en su programa electoral (en las elecciones de mayo de 2015 aseguró que la declaración de ruina ya estaba hecha sabiendo que no lo estaba), sino que ahora se atribuye una iniciativa que, los que no somos tontos, sabemos que corresponde a Podemos.

¿Habría actuado el alcalde en el ‘Esqueleto’ de no haber sido por la presión de Podemos y la reunión vecinal que este partido convocó hace más de un año? Dirán ustedes que eso nunca se sabrá, pero yo les diré la respuesta: no, nunca habría actuado. Y les diré por qué. Porque el alcalde y su gobierno se aprovechan una y otra vez de las iniciativas de otros partidos. Lo vemos con el ‘Esqueleto’, lo vimos en su día con la no convocatoria de los plenos hasta que Podemos lo denunció, lo vimos con la no publicación de las ordenanzas hasta que esté partido lo denunció y lo vemos con la ley de transparencia que el propio gobierno local no cumple en la página web municipal y que Podemos, una y otra vez, sigue denunciando.

La pregunta es: si este partido, Podemos, consigue estas cosas fuera del Ayuntamiento, ¿que no conseguirá si llega a entrar en el consistorio? ¿Seguirá entonces el alcalde al rebufo?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: