Los días intensos del alcalde

¿Qué pensará un médico, un minero, un desatrancador de arquetas, un bombero o cualquier otro profesional del comentario del alcalde en el que decía que había tenido “un día intenso” por visitar tres obras?

Paco de Lucía, uno de los más grandes artistas del flamenco de toda la historia, tenía entre sus máximas una que llevó hasta el último aliento de su vida: “El envoltorio puede ser importante; el contenido debe serlo”. La diferencia entre el “poder ser” y el “deber” es más que meridiana, aunque en muchas ocasiones algunas personas insistan en confundirlas o, quizá peor, en querer que la gente las confunda. En los últimos tiempos, en Pravia parece que han optado por esta última opción.

El pasado martes el alcalde tuvo un “día intenso”, según él mismo reconoció en sus propias redes sociales, de cuyas fotos damos cuenta en este artículo. A esa frase le acompañaron tres instantáneas del regidor visitando TRES obras del concejo y cerrando su particular vídeo con otra sentencia lapidaria: “Día satisfactorio”. No voy a ser yo el que juzgue a nadie dónde está su umbral de capacidad de trabajo, pero decir que ha sido un “día intenso” por visitar TRES obras, en mi humilde opinión, va más allá de la mínima vergüenza humana.

No voy a entrar en qué podría pensar al ver su publicación en Instagram un médico de familia que atiende a más de cien personas al día en su consulta. O qué le podría explicar sobre la intensidad de su trabajo un desatrancador de arquetas, un bombero o un minero. No voy a entrar en si usted, por visitar TRES obras del concejo, trabaja más intensamente que un pescador que deja a su familia durante meses para faenar en alta mar. No, no lo voy a hacer, porque seguramente usted ya se haya arrepentido de haberse metido en ese lodazal.  

Es lógico que quiera venderse, pero no lo haga insultando la inteligencia del votante ni menospreciando otros trabajos

Entiendo que usted quiera venderse. Es normal. Sus rivales lo hacen y le han tomado delantera. Debe de ser difícil que continuamente le digan que usted va por detrás y a rebufo y es lógico que busque volver a la cabeza. Pero no lo haga insultando la inteligencia del votante ni menospreciando los trabajos del resto de personas. Quizá no tengamos su inteligencia y ni siquiera lleguemos a cobrar la mitad de lo que usted cobra, pero eso no le da derecho a ciertos comentarios.

Si usted considera que ha tenido un “día intenso” por visitar TRES obras del concejo, allá usted. Ya le digo, cada uno tiene su propia capacidad de trabajo y sufrimiento. Pero por favor, no nos lo restriegue. Ya lo dejó entrever el genio De Lucía, confundir el envoltorio con el contenido solo lo hacen los mediocres.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: