Tres meses han pasado desde que se publicara un artículo denunciando la situación de las instalaciones deportivas de Agones. Y lo que en principio no era más que una denuncia, se ha convertido en la perfecta analogía del modo de actuar del equipo socialista del Ayuntamiento de Pravia durante estos largos, larguísmos 4 años.

El modus operandi de nuestro Alcalde y su equipo queda patente y nos da una idea clara y rotunda de la dejadez de los socialistas pravianos. Las instalaciones son propiedad de los pravianos que pagaron con sus impuestos el más de millón y medio de euros que costaron. Prestan un servicio vital y necesario por mucho que intenten hacernos ver que no es así y en estos ya cuatro meses no se ha tomado ningún tipo de medida para retomar la actividad. La excusa, lo de siempre, que si los seguros, que si la empresa, que si la confederación… Excusas y más excusas que lo único que nos indican es la postura de apoltronamiento en la que lleva instalada nuestro Alcalde los últimos años. Ni una reclamación, ni una solución, nada, solo las típicas excusas de mal pagador mientras tanto los usuarios de estas instalaciones optan por irse a otras localidades vecinas: Piedras Blancas, Avilés, Tineo…

Con ellos, se llevan su dinero, no solo el propio destinado al mantenimiento de las instalaciones sino además el del café, el de las compras que aprovechan para hacer “ya que estamos aquí” etc. Dinero que dejan de ingresar nuestros negocios, que deja de quedarse en nuestra villa. A los pravianos poco nos importan las excusas. Si hay que abrir, se repara y se abre y luego ya reclamaremos a quien haya que hacerlo. Eso al menos es lo que a cualquier persona lógica e inteligente se le ocurriría. Así de primeras parece, y les aseguro que lo es, sencillo ¿no? Pues nuestro Alcalde no opina lo mismo. Bastante tiene él ya interponiendo recursos contra las sentencias de la Junta Electoral.

En definitiva, háganse esta reflexión: si nuestro Alcalde no es capaz de defender los intereses de los ciudadanos en un asunto tan claro (hay contratos firmados con la empresa adjudicataria que solo habría que exigir que se cumplieran), qué no hará cuando toque, por ejemplo, solicitar un mantenimiento de un río, concurrir a una ayuda (lo dejo, que me da la risa) o simplemente adecuar una carretera. Disfruten de lo NO votado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: