Así como ven en la fotografía que ilustra esta noticia se encontraban los contenedores situados en la plaza Conde Guadalhorce, justo enfrente del establecimiento de Casa Laureano, el pasado domingo. No era un domingo normal en Pravia ni en ningún otro lugar. Se trata de Domingo de Ramos, día con mucha afluencia de personas al centro de la villa.

El servicio de limpieza es uno de los grandes quebraderos de cabeza de la corporación praviana. Desde que el gobierno del PSOE privatizara ese servicio, han sido muchas las quejas llegadas de los vecinos: contenedores anegados de basura, tardanza en la limpieza tras fiestas locales o eventos o suciedad en algunas calles como en las zonas colindantes a las estaciones de tren y autobús. Son muchas las críticas a este servicio que no termina de funcionar en Pravia.

A este diario han llegado fotos con esos contenedores rebosantes de basura en un día muy señalado en la villa. «No es la imagen que debemos dar a nuestros visitantes», se queja uno de los remitentes de esa instantánea. El Domingo de Ramos siempre atrae a numerosas personas a la villa con la famosa bendición de ramos en la capilla de Nuestra Señora del Valle. Esa congregación de personas la manifestó el propio Ayuntamiento de Pravia con una publicación en la que se resaltaba la afluencia de visitantes.

A pesar de que el gobierno del PSOE ha intentado reconducir la situación con el servicio de limpieza, anunciado incluso la concesión de una «Escoba de Platino», parece que las imágenes continúan contradiciendo la versión del Ayuntamiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: